9 Gigantes desde siempre

EL CLUB > HISTORIA

EL CLUB DEL PUEBLO

El nacimiento del club Cerro Porteño, en un suburbio de Asunción denominado “Capilla San Juan”, fue un
acontecimiento histórico. No solo por haber sido fundado por mozalbetes entusiastas, sino porque pronto,
con el primer campeonato invicto ganado 8 meses después de haber ido fundado, le convirtió en “el club
del pueblo”. Apelativo peyorativo endilgado por los clubes ya existentes, pero que los dirigentes de
Cerro Porteño lo tomaron como una carta de presentación y aceptaron oficialmente que lo eran.

historia1

Y vaya que lo fue. En poco tiempo se convirtió en el club más popular de Asunción y luego de la
república. Así pues lo que nació como una ofensa se convirtió en motivo de orgullo. Hoy Cerro Porteño
tiene 20.000 socio al día, goza de buena salud administrativa y deportiva, y marcha camino a construir
su auténtica grandeza.

El Ciclón

Cerro porteño ganó el campeonato de 1913, de manera invicta, y luego los de 1915, 1918 y
1919. Es en este período que aparece la extraña virtud cerrista de ganar los partidos, o revertir la
suerte, en los últimos minutos de juego. Esto ocurrió por primera vez en 1915, cuando en la final con
Olimpia, convirtió en victoria una derrota que parecía inminente, y se repitió en 1918, cuando iba 0-2
en el partido decisivo con Nacional, y en los 10 minutos finales, transformó el marcador en un histórico
4-2 para obtener el tercer título de su historia. Al año siguiente se repetiría la historia y se
convirtió en bi campeón del futbol paraguayo.

historia2

Cerro Porteño tuvo que recorrer un camino de casi 60 años para asentarse definitivamente en Barrio
Obrero e inaugurar su orgullo: “La Olla Monumental” como la llamó el coronel Pablo Rojas, cuyo nombre le
fue adjudicado al gran estadio, póstumamente. En efecto. La historia transcurrió así.

Cerro Porteño comenzó a jugar sus primeros partido en la canchita de Capilla San Juan, en la manzana de
Perú, José Berges, España y San José, donde había una quinta y una capilla dedicada a San Juan. En 1914
debieron emigrar y la cancha del club se trasladó hasta la Quinta Escobar, actual colegio San Clemente
(Avda. Félix Bogado, Perú, entre 6ª y 10ª proyectada, donde había una fresca laguna. De aquí hubo que
volver a salir y en 1924 se mudo a la manzana ubicada en las calles Antequera, Tacuary, 3ª y 4ª
Proyectadas, donde actualmente esta la parroquia redentorista del Perpetuo Socorros, sitio en el que
permaneció hasta 1935, cuando se mudo a la sede de la Avenida Quinta ocupando un predio que comprendía
la mencionada avenida entre Tacuary y Parapití. El estadio fue denominado Adriano Irala, gestor de la
transferencia del terreno por parte de la Municipalidad que había inaugurado el Barrio Obrero, en
1931.

En 1959 accede a la presidencia el Coronel Pablo Rojas y presenta “La Obra Nacional del Deporte” que
comprendía, entre otras cosas, la construcción del actual estadio de “La Olla”. Para ello se adquirió de
la Municipalidad el predio de los talleres municipales y el propio Coronel Rojas de su peculio los
terrenos hasta la Avda. Cerro León (9ª), donde en 1979 se inauguro la Olla. Diez años después, en 1980,
gracias a la donación del consorcio y ex vicepresidente, Miguel Ángel Napout, se dotó al estadio de una
moderna instalación lumínica.

historia3

LOS TÍTULOS DE CERRO PORTEÑO

 

Cerro porteño lleva ganados hasta el presente 30 títulos de campeón, dos de ellos invicto: en
1913 y en 2013. El primer y el último disputado hasta el presente. Obtuvo los siguientes
campeonatos:

1913 (invicto), 1915, 1918, 1919, 1935, 1939, 1940, 1941, 1944, 1950, 1954, 1961, 1963, 1966,
1970, 1972, 1973, 1974, 1977, 1987, 1990, 1992, 1994, 1996, 2001, 2004, 2005, A 2009, A 2012 y C
2013 (invicto).

 

Torneo Apertura (5): 1997, 2001, 2004, 2005.

 

Torneo Clausura (8): 1996, 1998, 1999, 2001, 2004, 2005, 2006 (invicto), 2013 (invicto)

El club de los récords

Varios son los record que tiene marcado el gran cerro Porteño.

 

El más ganador de todos los clubes

Cerro Porteño es el único club del Paraguay que tiene una estadística favorable ante todos los clubes a
los que enfrentó a lo largo de su historia. Esto se entiende así: Cerro Porteño tiene más partidos
ganados que todo sus demás rivales

 

Único que nunca fue colero

Cerro Porteño es el único club de la historia del futbol de este país que nunca ocupó la última posición
el término de un campeonato.

 

Nunca faltó a un campeonato

Desde su fundación, cuando ganó el torneo promocional para participar del torneo de 1913, nunca dejo e
participar, excepto cuando no hubo campeonato durante la guerra del Chaco. Hay que convenir que el
tradicional rival tampoco falto ni una sola vez.

 

Nunca descendió

Es uno de los tres clubes que nunca descendieron de categoría, junto con el Decano y el Aborigen. Sin
embargo, aquel fue último una vez, pero se suspendió el descenso… y este no participó de los torneos de
1911 y 1912, con permiso.